lunes, 9 de junio de 2008

Corredoira


Las corredoiras son esos caminos para el ganado tan típicos en Galicia que atraviesan bosques umbrios dond la luz se cuela tamizada a través del espeso follaje. El Camino de Santiago en tierras gallegas discurre en una gran parte por estos caminos.

4 comentarios:

Penélope dijo...

En el pueblo había oído hablar de unos lugares donde se escondían secretos, protegidos por grandes árboles repletos de hojas, pero no se atrevía a pasar entre ellos, quién sabe, podrían inclinarse, subirle a sus ramas...Sin embargo no podía evitar pararse allí, bajo la luz, en el borde de esa frontera sombría...Por fin, su hermano se colocó a su lado y le dijo: ven, dame la mano. Aquel fué un gran día.

Pedro Martin dijo...

Penélope, te echaba de menos por este blog, un relato muy bonito creo que al final voy a tener que pedirte que escribes tu los pies de las acuarelas que pongo en esta página porque eres capaz de narrar en un solo parrafo una bella historia.

Penélope dijo...

Me temo que revoloteo, hasta que de repente me paro, me conquista algo y no me resisto a escribir.
Tus pinturas podrían tener mil historias para contar, es una de las cosas especiales que tienen. He visto muchas obras de otros pintores, algunas de ellas cuasiperfectas, otras con unos colores maravillosos, una perspectiva increíble o un dibujo extraordinario, y sin embargo, no consiguieron que por mi cabeza volara...nada. El estilo también ayuda, no sé explicártelo, tendrás que descubrirte tú mismo.
Pero sigue así, sin perder esencia.

Un saludo

Pedro Martin dijo...

Penélope sigue revoloteando entoces por este blog y muchas gracias por tus palabras, es agradable pensar que uno es capaz de inspirar esas historias tan fantásticas que se te ocurren.