miércoles, 30 de abril de 2008

Pirineos en Candanchú


Últimamente no ando muy inspirado con las acuarelas, este es la última que he pintado a partir de una foto tomada en Candanchú mientras hacia el Camino de Santiago en su rama aragonesa.paras mi la más bonita de todas, va de Somport en Huesca a Puente la Reina en Navarra. La acuarela no es ninguna maravilla pero el comentario que ha dejado Penélope si es una auténtica perla.

3 comentarios:

Penélope dijo...

La musa se escondió tras los árboles enormes, o al menos así se lo parecían a ella, miraba las montañas lejanas y las veía azules, pensó si serían tan altas que nunca alcanzaría sus cumbres por más que caminase dia y noche...No sabía si escapar, aunque no era una huída, no, era algo como...una travesura, pero le invadió la nostalgia, se dió cuenta que él no podría vivir sin ella, que su alma de artista quedaría vacía y siempre a la espera...
Miró de nuevo a las montañas y decidió volver, sólo esperaba que...él sintiera que ella estaba a su lado...a veces tiene ganas de acariciarle el pelo para que se dé cuenta que no le ha abandonado...ni lo hará nunca.

Pedro Martin dijo...

Penélope, precioso relato ojálá pudieramos alcanzar a esa esquiva musa aún escalando las montañas más altas, conozco a más de uno que por encontrarla subiría el Everest...

Penélope dijo...

Bueno, eso está bien, querrá decir que el alma de artista les acompaña siempre, a veces con la musa haciéndoles cosquillas, y otras desesperados por saber dónde se ha metido, porque no les gusta vivir sin poder expresar...
A veces son montañas altas lo que puede inspirar, pero otras muchas son cosas tan pequeñas, que pueden parecer insignificantes, sólo están deseando que se las descubra para que alguien las convierta en todo un espectáculo.